sábado, 14 de junio de 2008

Dias destendidos


eran mis ultimos dias
y ni siquiera podia nadar
por encima de mis propios abismos
acantilada vehemencia
acantiladas huellas
no hay cristal mas denso
para pernoctar la distancia
una leve imagen
tendida al horizonte de nadie
pena andante
ocultandose entre grietas apasiguadas
sombra entre las sombras
lagrima del sol
siempre huyendo
hacia mis masocultos y remotos escondites
el reflejo ardiente y sediento de mi intriga
yace junto a mi cama
destendida y hambrienta de sudor esta tarde
mis pies vulnerables
codician la nada
entre estruendos al rededor del sol
hermitaña langidez
de costillas desnudas
madrugadas suicidas
llenas de anorexia, nirvana, exquizofrenia, autismo
y vidrios rotos bajo mi almohada
soy de tu ausencia
del silencioso parpadeo ambiguo
escribo antes de partir
porque quiza nadie me espere
espejo sin reflejo
ya no podra ocultar mas
los agujeros en el tiempo
quiza nadie me espere en ningun lado
y siin embargo
la piedra arranca suis raices de acuearela diluida
y vuela
vuela
vuela....


Grace Lo

1 comentario:

« + Araziel + » dijo...

Como es lo usual, no puedo hacer nada mas que darte mis sinceras felicitaciones; me encanta tu poesia, sigue asi.